3 Razones para Usar un Aceite de Argán Orgánico

aceite de argán orgánico

Aceite de Argán Orgánico: ¿Por qué debo usarlo?

Esta maravilla de la naturaleza llamada Aceite de Argán, proveniente del sudoeste de Marruecos, está adquiriendo cada vez más adeptos alrededor del mundo.

Sus seguidores, quienes han experimentado las propiedades dermatológicas e incluso dietéticas de este elixir, se las ingeniaban para conseguirlo aunque fuera a precios considerablemente altos y las razones para ello están muy bien justificadas.

Afortunadamente para todos, el Aceite de Argán hoy puede encontrarse en Chile en casi la mayoría de tiendas naturistas y de cosmética natural, a un precio accesible para todos los bolsillos.

Pero OJO, ya no se trata sólo de encontrar cualquier aceite de argán, sino de preferir uno que sea orgánico y ojalá con una certificación que lo respalde.

¿Por qué es importante que sea Orgánico?

Si eliges usar un producto orgánico certificado, debes saber que éste cumple con los siguientes principios fundamentales, según Ecocert:

  1. Sus ingredientes son procedentes de recursos renovables y transformados por medio de procedimientos respetuosos con el medio ambiente. (No usan parabenos, transgénicos, fenoxietanol, indredientes de origen animal, colorantes sintéticos. Sus envases son reciclables y biodegradable.
  2. Para que un producto cosmético sea denominado “Orgánico“, un porcentaje mínimo del 95% de los ingredientes vegetales de la fórmula debe proceder la agricultura ecológica.
  3. Para que un producto cosmético sea denominado “Natural“, un porcentaje mínimo del 50% de los ingredientes vegetales de su fórmula debe proceder de la agricultura ecológica.

Tres razones para usar un Aceite de Argán Orgánico

 

1. Efectivo tratamiento contra el envejecimiento de la piel

semillas de argánEl Aceite de Argán orgánico, extraído de las semillas del árbol que lleva su nombre, posee una elevada concentración de tocoferoles, un tipo de Vitamina E.

Actúa como un potente antioxidante y ayuda en la eliminación de los radicales libres, lo que evita el envejecimiento prematuro de la piel, especialmente la del cutis. Por otro lado, es usado también en casos de pieles con acné o psoriasis, por su excelente efecto antiséptico y regenerador.

Su propiedad más importante es la de ser un poderoso antioxidante de la piel. El Aceite de Argán evitará que las células se oxiden, por lo tanto, que la piel se estire, se seque, adelgace prematuramente o envejezca.

 

2. Reconstituyente para el Cabello y las Uñas

Por su condición de antioxidante,  el aceite de argán orgánico estimula la oxigenación de las células, restaura las capas cutáneas y las protege de los efectos externos. Lo que lo ha convertido en un componente indispensable en los tratamientos para el cabello y las uñas.

Además de suavizar las cutículas e hidratar el cuero cabelludo, otorga una apariencia brillante al cabello. Evita el frizz y lo protege de los daños causados por productos químicos y la exposición al calor. Y lo mejor de todo, ¡es para todo tipo de cabellos!

aceite de argán orgánico

Aceite de Argán Orgánico de Le Petit Olivier

3. Controla el Sobrepeso

El también llamado “oro líquido de Marruecos”, por la enorme cantidad de semillas y el complejo trabajo artesanal que se requieren para su aceites de argán previene el sobrepesoextracción. Está compuesto en un 80% de ácidos grasos esenciales, siendo el ácido linoléico el más importante.

Entre sus bondades se encuentran: disminuir los niveles de grasa corporal, controlar los niveles de colesterol y triglicéridos. Y contribuir en la eliminación de las grasas perjudiciales para el organismo.

Personalmente, yo estoy usando el aceite de argán orgánico de la marca Le Petit Olivier desde hace más de un año. Lo uso en el rostro, tres gotas, dos o tres noches por semana (con la cara limpia y después de usar un tónico facial). Y en el pelo, una vez a la semana, lo dejo actual durante toda una noche completa y al día siguiente lo lavo con mi champú normal. No puedo decirles lo mucho que me gusta mi pelo desde entonces, y lo bien se siente la piel de mi cara cuando la toco. En ambos casos, es como acariciar un trocito de algodón, me siento feliz.

Cuéntame si te gustaría usar este maravilloso aceite. Y si ya lo has usado, cómo ha sido tu experiencia: buena, mala, insuficiente, etc. ¡Quiero saber!

Deja un Comentario